Entradas populares

domingo, 12 de agosto de 2012

¿Es el Dinero lo que realmente importa?


No cabe duda que los avances tecnológicos, el bombardeo del marketing y los informes diarios emitidos por los medios masivos de comunicación son uno de los indicativos que la sociedad toma como los verdaderos índices del mejoramiento de la misma, pues estos influyen en gran medida en el comportamiento de los individuos y en las actividades que desempeñan.

Un ejemplo podría ser el momento en el que convivimos con nuestros amigos, compañeros, familia y demás seres queridos y es prácticamente posible que en estas pláticas salgan a relucir temas sobre algunos de los sucesos más relevantes de nuestro entorno.

El ámbito tecnológico y materialista es de los temas que se encuentran a la orden del día. Como lo sería el lanzamiento de un Smartphone de “X” compañía telefónica o el lanzamiento de un nuevo Idevice por parte de la compañía Apple. Estar a la vanguardia de estos avances representa para muchas personas un papel muy importante en su vida diaria. Es muy considerado para la actual sociedad que las marcas con las que los individuos visten los diferencian de entre una y otra clase social, a veces llegando al punto en el que condicionan las marcas con el grado de intelecto y preparación académica de entre uno y otras personas.



La política es un tópico inherente en nuestro entorno, por lo consiguiente algunas ocasiones son temas de conversación entre la sociedad. Un caso concreto lo fueron las elecciones presidenciales del pasado 1 de julio en el que se suscitó, según informes del IEPC, el mayor número de boletas contabilizadas en las historia de las elecciones del pueblo mexicano.

Otros tema propio de la política seria el sector de la gestión pública como los subsidios y sus diversos programas de ayuda, gracias al “altruismo” federal,  como por ejemplo: apoyos económicos a madres solteras, desempleados, jubilados y personas de tercera edad; becas a estudiantes; o financiamiento a proyectos Pymes y micro-negocios.

Los diarios amarillistas nos dan mucho de que conversar puesto que solo basta con echarle un vistazo a la primera plana para contemplar, de manera superficial, la inseguridad social que se vive en nuestro país. Encabezados que implícitamente le deben su “éxito” al crecimiento exponencial de la tasa de desempleo debido a la escasa oferta de mano de obra y alta demanda del mismo y que conllevan lógicamente a subir los índices de delitos, robos, enfermedad y mortalidad en un país.

Si no somos la clase personas que gustan de comprar diarios para estar enterados de los sucesos más recientes, bien podemos optar por otros medios como los noticieros de tv. Para los seguidores de este tipo de medios resultan de mayor interés los bloques de espectáculos, tecnología y meteorología ya que bloques como finanzas, economía y política resultan estresantes y hasta cierto punto extraños, retorcidos y fuera de contexto. Que podemos decir de los intelectuales que pregonan el comunismo; o economistas analizando la tasa de inflación y su continuo incremento; o representantes del gobierno que festejan la subida del PIB argumento que éste es un indicativo de nuestro país está en constante desarrollo y continuo progreso. Basta ver esto para que cambiemos de canal y pues al final concluimos, ignorantemente, que todo estará bien mientras no se reduzcan los salarios de nuestras nóminas.  

No falta la típica conversación sobre el estreno de una película Mexicana, donde el tema o conjunto de temas parecen sujetarse, comúnmente a: el narcotráfico, el lavado de dinero, la malversación de fondos, la evasión de impuestos, el desempleo, el amarillismo, la discriminación, la corrupción, la trata de personas, la inseguridad, los suicidio, la ignorancia, el abuso de poder, la drogadicción, la violencia y sus derivados, el maltrato psicológico y físico, el alfabetismo, la falta de educación,  la pobreza, hambruna, la baja moral entre otros no por menos alarmantes. Pero que no cunda el pánico pues nuestro gobierno, muy confiable por su puesto, sostiene que estas cuestiones coexisten en un país paralelo al utópico pueblo Mexicano. Sin embargo resulta irónico cuando vuestras ansias por ver este tipo de películas están por mucho condicionadas a la cantidad de morbosidad que veamos de antemano en sus trailers. Es aquí donde podemos darnos cuenta que el gobierno ha realizado muy bien su labor, pues no falta quienes se arrodillen y den gracias de vivir en el mejor de los mundos posibles aun nuestras circunstancias. 

Que decir sobre los post de las revistas de espectáculos donde nos retratan la gran vida, la inmensa fortuna y los millonarios derroches de dinero de artistas de talla internacional como Lady Gaga, Beyonce y Justin Bieber por mencionar algunos.

Y para finalizar, no podrían faltar los chistes en una conversación y que mejor locales. Como lo fue la compra de autorizada de un Edificio por parte del sr. Francisco Rullan Silva con el objetivo principal de ser usado como la SEDE del IEPCT en el cual se invirtieron tan solo 32 millones de pesos y que luego éste argumentó que no podía ser utilizado debido a que se encontraba en pésimas condiciones, ya que dicha construcción no cumplía con las especificaciones preventivas. No fue sino hasta que un consejero representante del PRD objetó que este edificio no tiene el valor de lo que en realidad declararon haberse invertido, señalando a este hecho como el mega-fraude. Obviamente estos gastos serán derogados del presupuesto estatal del próximo año y que tendrán como consecuencia estragos en la economía de los tabasqueños, lo lamentable es que el impacto de esta contracción económica se resentirá en mayor medida en el sector marginado. Dinero que bien podría haber sido invertido y administrado por medio de fideicomisos estatales en proyectos de infraestructura, investigación, creación de empleos, educación, programas de previsión social y salud pública que bien nos hacen falta.

Señalo que me sorprenden aquellas personas que amanecen día a día con una mentalidad optimista a veces cerrada y muy distante de la realidad en la que nos desenvolvemos. Claro que lo anterior no resulta un argumento convincente para sostener el concepto de lo que es  real, verdadero y  correcto. Pero muchas veces las palabras están de sobra. Considero que sería adecuado para la sociedad que dedicara parte de su tiempo en  percibir el común denominador que mueve a las familias, instituciones, empresas, el gobierno y el resto del mundo. Pues creo que alimentar nuestro “ser” por medio de la verdad es esencial para trascender de una manera sostenible en un mundo con recursos limitados.

Lo anterior podría lograrse con un interés por la búsqueda de lo que es verdadero y lo que es correcto. Donde es necesario desatarse de los prejuicios, preconceptos e ideas de intermediarios y terceros que nos han impuesto. Donde nuestros propios medios perceptivos y sensitivos son suficientes para recabar la información de nuestro entorno y, claro está con el auxilio también de herramientas de investigación metódica que nos llevaran a un congruente estudio y análisis de fuentes que nos brinden la veracidad de la realidad.

En el libro “Introducción a la lógica” del Dr. Raúl Gutiérrez Sáenz nos señala que tipos de aptitudes se deben tomar cuando se pretende buscar lo verdadero y lo correcto y no caer así en una distorsión de la realidad extra mental percibida. El Dr. Raúl Gutiérrez Sáenz nos dice que aunque la verdad es objetiva, la mente puede tomar ciertas actitudes o estados subjetivos frente a ella tales como la ignorancia, la duda, la opinión, la certeza y el error.  De manera resumida:

1.       La ignorancia es la ausencia de conocimientos
2.       La duda es la abstención del juicio, o la oscilación de la inteligencia ante la afirmación o la negación.
3.       La opinión es la afirmación de algo con temor de errar.
4.       La certeza es la afirmación de la mente a un juicio.
5.       El error consiste en tomar lo falso como verdadero y viceversa.

El Dr. Raúl Gutiérrez Sáenz nos define en su libro de una manera filosófica el concepto de un pensamiento correcto y un pensamiento verdadero, además que nos hace referencia de cómo llegar a ese fin por medio del estudio de la lógica formal y material:
·        
  • “Pensamiento correcto es aquel que está conforme con su propia estructura, de acuerdo a las leyes de la razón, congruente consigo mismo. Lo correcto se puede combinar con lo verdadero y lo falso.
  • ·El Pensamiento verdadero es el que está de acuerdo con la realidad. La verdad es la adecuación de la mente con la realidad. La falsedad, por el contrario, es la falta de adecuación de la mente con la realidad.”

En resumen el objetivo que pretende el Dr. Raúl Gutiérrez Sáenz en su libro Introducción a la Lógica es permitirnos captar mediante instrumentos lógicos la esencia de la realidad percibida por medio de nuestros sentidos y procesarlo de manera correcta por medio de nuestra mente para con ello obtener un pensamiento que nos permita actuar e interactuar de manera congruente con el ambiente y todo ente. Así con lo anterior poder distinguir lo falso de lo verdadero, lo correcto de lo incorrecto encaminando nuestras ideas a objetivos de valor trascendente en base a una verdad única.

No hay mejor evidencia que aquella que es captada por nuestra propia percepción, pues su fuerza es tal que tiene el poder dejar al descubierto la mentira de una oscura verdad basada en premisas falsas. La frase anterior la podemos poner en práctica en nuestra vida cotidiana. Ya que al salir de casa muchas cosas no parecen concordar con los fines y valores que instituciones dicen sostener. La integridad, la honestidad y ética son algunos de muchos valores que no parecen tener cabida en este sistema capitalista. Pues el sistema es su conjunto está prácticamente fundamentado en la avaricia, la corrupción y “en hacer todo lo que sea posible” para obtener el máximo de ganancias en un periodo determinado. Lógicamente nosotros somos parte de esa mentalidad que está sujeta desde pequeños a llevar a cabo las metas de corporaciones acaparadoras.  


Imagines un día común y corriente. Un día cualquiera donde llevemos a cabo nuestras actividades cotidianas  de principio a fin. Despertamos y nos levantamos de la cama, nos arreglamos, desayunamos al tiempo que vemos la tv, nos despedimos de la familia y salimos  de casa rumbo al trabajo. Caminando por la acera nos topamos con “chito”, el moribundo de siempre, y por costumbre dejamos caer sobre su canasto las monedas que nos estorban en nuestros bolsillos. No es ni a un metro de distancia que ya tenemos a alguien más tendiéndonos la mano. Nos apiadamos y decidimos darle nuestro lunch mientras éste hace una mueca de desprecio al tiempo que nos exige unos cuantos pesos. Lo ignoramos y seguimos caminando.

Pasamos por la repostería de la Sra. Sofía, o la abuelita Chofi como se le conocen en la colonia. Decidimos parar y comprar unos aperitivos para el trayecto y unos más para la hora del almuerzo en el trabajo. Día tras día el negocio parece más vacío, y eso se observa en los huecos que hay en los estantes de varios  de los pasillos. Tomamos las piezas de costumbre y a la hora de pagarlo nos toma por sorpresa la noticia de que los pastelillos nuevamente han subido de precio. Pagamos y salimos del local mientras pensamos en reducir nuestra ración de comida o bien sustituirlos por otro similares y más económicos. Nos cuestionamos el porqué nuestra quincena, sin altas ni bajas, no pueden comprar  la misma cantidad de producto en el supermercado de hace apenas un mes.

Llegamos a la parada y abordamos el transporte público, vemos un lugar desocupado y nos sentamos. Justo al lado de nosotros una persona nos resulta familiar mientras que durante el trayecto tratamos de hacer memoria. Llegamos a la estación, y más adelante compramos el diario, resulta que en primera plana muestran a varios presuntos delincuentes y entre ellas la foto de la persona que nos topamos en el transporte.  Lo muestran como uno de los traficantes de drogas más buscados y, que gracias a las autoridades hoy se halla tras las rejas.

Ya al llegar a la oficina uno de nuestros colegas parece ir de departamento en departamento presumiendo su nuevo Smartphone, recién salido al mercado con características únicas y especiales. Cuatro horas después, ya en la hora del almuerzo todo el personal deja a un lado sus tareas y salen disparados a buscar sus encargos, otros cuantos solo sacan de sus casilleros el lunch para luego dirigirse al comedor. Justo en ese momento un colega de junto se acerca y nos presume su nuevo aparato, mientras después de una amena charla, este discretamente nos pide dinero prestado para solventar los gastos de su quincena. Aun sabiendo la realidad de las cosas, preguntamos ingenuamente:  

-“¡hombre! ¿Qué ha pasado con tu quincena?, ¿Te han robado?-
-Tío Tengo muchas deudas con el banco, necesito pagar la hipoteca además mi hijo está muy enfermo-,
-Porque no le pides un préstamo al jefe, puede y la empresa te lo conceda-,
-Me es muy urgente mañana tengo que pagar el diezmo y me daría vergüenza rogarle a Dios sin darle nada a cambio, ya sabes-
-Disculpa tío, pero estoy igual que tú, necesito ponerme al corriente con mi aseguradora…-
-No te preocupes…-.

Termina la hora de descanso y todos regresan a sus respectivas áreas de trabajo. Minutos después se corre un rumor por toda la oficina pues se dice que habrá un recorte de personal y algunas reducciones de salarios, esto debido a los gastos administrativos millonarios que deberán ser pagados a los altos ejecutivos como parte de una indemnización por haber prestado por cierto tiempo sus servicios. En la oficina todos murmuran, mientras otros dan las gracias al cielo de tener una plaza segura. Termina la jornada laboral, te despides de tus colegas, sales de las oficinas con una sonrisa que se esfuma en cuestión de minutos.

Abordas el transporte público, te relajas en el asiento y de pronto al faltar unas cuantas cuadras de llegar a tu domicilio éste se detiene entre en medio de un escándalo, la causa, una macro-manifestación en contra de lo que la gente considera “una imposición de un gobierno y no un sufragio efectivo” esto debido al fraude de las elecciones del 1 de julio. Vuestro reloj marca las siete menos diez así que decidimos no perder más tiempo, bajamos del autobús y optamos por caminar.

Una cuadra adelante vuelves a pasar por la repostería de la abuelita Chofi, sin embargo te percatas que ésta ha cerrado antes de tiempo. El local luce deshabitado, y oscuro, como si le hubiesen embargado todos sus bienes. Tal parece que el local de la abuelita ha desistido a la crisis económica, tristemente. 

Ese pequeño instante de nostalgia se ve interrumpido cuando alguien bruscamente tropieza con vuestro hombro y sale corriendo de prisa dispersándose entre el tumulto de personas mientras que un mercante parece ir como loco tras él. Lógicamente es un ladrón, sostenemos, miras al cielo y damos gracias por no haber pasado a mayores.


Finalmente llegamos sano y salvo a la puerta de vuestro hogar. Saludas a vuestra esposa y abrazamos a los retoños. Minutos después, nos sentamos en el sofá prendemos la tv y nuevamente un bombardeo de publicidades nos resultan la panacea perfecta para olvidarnos de la realidad.

De entre muchas publicidades se nos graba un eslogan en particular, justamente de un nuevo Smartphone cuyo eslogan dice “diseñado para humanos”. Este saldrá para finales del presente mes y  pretende darnos una experiencia única e inigualable y por consiguiente desplazar a todos los demás teléfonos del mercado. Que pensar de nuestro colega que ha gastado su quincena en un celular que a minutos ya se desvaloro el 75% de su precio. Es así como un producto más parece sumarse a la canasta básica y otros pasan al museo de historia sin pena ni gloria. 

Para finalizar el día ya cenando con la familia no podrían faltar los noticieros de tv, donde todos ellos  afirman que México es uno de los países más seguros y estables en el ámbito social y económico. Todas estas noticias nos resultan irónicas, sarcásticas, incongruentes y desvergonzadas cuando comparamos por nosotros mismos la realidad percibida con aquella realidad que estos medios nos muestran en cada una de sus reseñas. Lo mejor que hacemos en ese caso es cambiarle de canal pues que mejor que ver nuestro programa favorito, ese que nos hace olvidar de todas estas problemáticas sociales y económicas que parecen no incumbirnos, estar fuera de nuestro alcance y no tener final.


Partimos a la habitación rogando al cielo tener fuerzas y energías para el día siguiente, tener una estabilidad laboral, económica y financiera para que nunca les falte jamás lo esenc
ial a nuestra familia. Nos recostamos en nuestra cama y espéranos no dar vuelta esta noche a la espera de Morfeo, deseando esta ocasión poder dormir placidos y tranquilamente.

En realidad ¿Crees qué vivimos en el mejor de los mundos posibles?, o es que hemos cedido a las presiones de este sistema mentalizandolo a tal grado que es normal que existan problematicas de gran magnitud que perjudique la integridad y dignidad de la humanidad.
la pregunta es:
¿Estamos preparados para hacer de éste el mejor de los mundos posibles?


Por 
L.A. Roger Méndez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario